lunes, 12 de junio de 2017

Teoría del Caos



En uno de sus últimos videos, René López Villamizar, habló de la película Revival (2016), de Ted Chiang y de teoría del lenguaje. Si bien no hay mucho que pueda agregar a su análisis, sí aprovecho para recomendarlo, en primera, y poner mi lectura aquí, en segunda. Algo que amo de una narración es que deje al tiempo y el espacio a cierta merced del autor, para que venga vaya haga y recorra la unidad del relato, sin proseguir una linea estrictamente. Muerte a la linealidad, a la necesidad de crear espacios para escenas concretas. Muerte a Franzen y el realismo. En cierta medida todo esto es una pelea al aire, pero pongamos aquí algunas lecturas, como la de matadero cinco, de Kurt Vonnegut, en la que la dimensión del espacio y el tiempo también es vista como una unidad. Así que ir de un punto a otro no crea paradojas. No crea conflictos. Se construye un flujo armónico. Manda por los aires cualquier masterclass convencional sobre dar entrada a personajes o crear flsahbacks; patear a la linealidad y jugar con eso exactamente, con que el tiempo y espacio son una unidad, que puede ser vista desde cualquier lado, en cualquier momento, sin necesidad de elementos complejos (aunque esto sea muy complejo). Trato de alabar la fluidez. Es tanto como el tratar de la construcción de la sexualidad de Ursula K. Le Guin; los puntos de vista, las inflexiones narrativas, muestran las posibilidades del lenguaje cuando eliminamos estas barreras. Soy muy fan de Chiang, y de la ciencia ficción. Si esto fuera un taller de lectura, o una reunión de amigos, mi intervención entraría justo después de que René tuviera la palabra y expresara lo que ya ha dicho. O quizá, después de alguno más que hubiera comentado en la caja de youtube. Pero por ahí estoy. O quisiera estarlo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario